El cododo o cuna del sidecar es una cuna especial que está pegada de forma segura a la cama. Una de sus paredes se puede quitar o bajar para permitir el contacto directo entre la cama de los padres y el bebé. Una vez levantada la pared, la cuna puede ser 100% independiente, acercando aún más al recién nacido a su madre, pero cada bebé tiene su propio espacio. Una cuna de cododo La cuna de madera permite: garantizar un mejor sueño a la madre, menos hipervigilancia; garantizar la seguridad del bebé, sin riesgo de caerse, asfixiarse bajo el edredón o aplastarse; calmar al bebé. A continuación se presentan algunas características a tener en cuenta antes de comprar una cuna para el cododo: cubierta desmontable y lavable; plegable; peso de la cuna; con cesta de almacenamiento; peso máximo, hasta 9 kilos; colchón inclinable o no; reflujo gastroesofágico; posición de las patas ajustable en altura. Atención: para los padres que tienen gatos, la cuna para el cododo facilita el acceso al bebé. Los gatos y los bebés no son compatibles, así que puedes instalar una barrera de seguridad en la puerta durante unos meses para darte tranquilidad. Algunos modelos de cuna de cododo son transformables. Algunas cunas de cododo pueden convertirse en un pequeño banco cuando el niño crece, y para facilitar el almacenamiento y poder reutilizar la cuna para otro niño, hay cunas totalmente plegables disponibles.